viernes, 26 de junio de 2015

De casas y ciudades

Los chicos más chiquitos compartieron la lectura de cuentos y poemas sobre ciudades y casas.





Diseñaron sus casas y los habitantes y objetos que se escondían tras las ventanas y puertas...






Y creamos nuestra propia ciudad llamada "Ciudad Papa Frita", con calles (y hasta un puente) de libros.




martes, 9 de junio de 2015

Poner el cuerpo en la escritura

¿Cuál es la mejor posición para escribir?








 ¡¡¡La que prefieras!!! 

Finn Herman, cariñito...

En Rato Libro, no hace falta decirlo, nos gustan mucho los libros.
Muchos libros nos gustan.
Nos gustan muchos.
Algunos libros nos gustan mucho, mucho, mucho, mucho.

Pero lo que nos pasa con Finn Herman... Ay... Eso es otra cosa.



Todos los grandes y chicos de este espacio AMAMOS a Fin Herman. No soportamos que alguien no lo conozca, entonces a cada chico nuevo que entra se lo leemos expectantes, observando cómo descubre este librazo por primera vez. Nos reímos, ponemos caras, gritamos. Lo leemos y releemos sin cansarnos nunca.
Y también jugamos a Finn Herman.

video
Somos cocodrilos como Finn Herman, la dueña, patos, perros, gatos, elefantes... ¡Niños! (Y siempre se oye un ¡ÑAM!)


Y también nos inspira a escribir historias.
Como esta, por ejemplo: 

Laura cuida a su mascota

La mascota de Laura vive en la pileta.

Es un tiburón.

Todos los días le da de comer…
28 gallinas
8 bifes de chorizo
76 salchichas
100 pescados fritos
y dos vecinos.

Siempre fue así.

Hasta que un día comió más de lo que debía.
10 elefantes, 20 rinocerontes…
Y un bife de chorizo de más.

La mascota lloraba de dolor
y Laura lo llevó al doctor.

“Abra la boca, por favor” dijo el doctor preocupado.

¿Fue buena idea?

No.





jueves, 4 de junio de 2015

Domingo con carozo y jueves con semillas

Esta tarde conocimos la historia de Ramón Ramón y todo lo que le pasó a partir de un carozo. 
"Un domingo con carozo" es un cuento de Graciela Montes, ilustrado por Virginia Piñón y editado por Ruedamares. Pueden ver el booktrailer haciendo click ACÁ


Y a nosotros también nos dieron ganas de vivir una aventura como Ramón Ramón, entonces decidimos plantar algunas semillas.
Primero, como no teníamos pelela (¡lean el libro y entenderán!), buscamos unas macetas y las decoramos con mucho amor.



Después preparamos la tierra...



Sembramos las semillas...



Regamos...


¡Y ahora nos queda esperar!